El presupuesto para 2017 asciende a 17 millones de euros, de los cuales 1 millón se destina a inversiones

La corporación municipal celebró este jueves el pleno extraordinario en el que se aprobó el presupuesto para este ejercicio, que asciende a 17 millones de euros, de los que aproximadamente 1 millón será para el capítulo de inversiones.
Tan solo Esquerra Unida votó en contra de este documento, que sí contó con el voto favorable del grupo socialista y Ciudadanos, además del equipo de gobierno (PP y ADI). Cambiemos Ibi-Compromís se abstuvo.
Entre las inversiones que cuentan con partida presupuestaria: 160.000 euros para la Casa de los Reyes Magos, 50.000 euros para el Molí de Paper, el Plan de Accesibilidad, remodelación del Cementerio, reposición de juegos infantiles, arreglo de caminos o el Plan de Prevención de Incendios Forestales.
La teniente alcalde del área de Hacienda, Sara Díaz, destacaba la línea continuista de estos presupuestos, que viene marcada por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el techo de gasto que establece el Gobierno Central. Pese a ello, el equipo de gobierno pretende satisfacer las necesidades de los ciudadanos en servicios básicos y demandados, y también logra incrementar un año más la partida de Servicios Sociales.
Desde Ciudadanos, David Martínez expresaba que consideran muy importante la contención del gasto, e invitaban al equipo de gobierno a realizar un mayor esfuerzo en este sentido en algunas partidas, como la del gasto en combustible. Sin embargo, votaban a favor, ya que en líneas generales ven con buenos ojos la gestión que los diferentes departamentos realizan del presupuesto.
Esquerra Unida fue el único grupo que votó en contra. Su portavoz, Noemí García, considera que, más allá de los ingresos y los gastos, el presupuesto es reflejo de un proyecto político, que no comparte con el equipo de gobierno. Ve positivo el incremento de la partida de Servicios Sociales, pero, a su entender, debe ir acompañada de un Plan de Empleo.
Cambiemos Ibi+Compromís está de acuerdo con partidas como la del Plan de Accesibilidad, la destinada al Archivo Municipal, el Molí de Paper o la ayuda a la industria. Sin embargo, echan en falta otras aportaciones presupuestarias para el parque canino, la construcción de una rotonda en la Avenida Juan Carlos I a la altura de Cruz Roja, el carril bici o la pista de atletismo. Tampoco comparten la partida reservada para los Fondos FEDER.
Desde ADI, Ana Tello resaltaba que los presupuestos han intentado recoger realidades y voluntades con el mayor consenso, así como que todos los departamentos han hecho un esfuerzo por corregir el desfase de años anteriores. Confían los independientes en recibir subvenciones de otras Administraciones para acometer proyectos importantes, como la mejora de los polígonos, así como que se abonen deudas pendientes, como la del Palacio de Justicia.
El PSOE condicionó el voto favorable a una mayor aportación para apoyo a la industria, logrando el compromiso del equipo de gobierno de incrementar la partida de 30.000 euros, con otros 25.000 euros más, que permitirán llevar a cabo acciones que la Asociación de Empresarios considera prioritarias para este sector. El concejal Arturo Doménech calificaba el presupuesto de “conservador” y lamentaba que el Gobierno marque el techo de gasto. Aseguraba que el voto a favor no es “un cheque en blanco” al equipo de gobierno, puesto que realizarán la labor fiscalizadora que corresponde a la oposición.
Amparo Pina, portavoz popular, agradecía el voto de confianza a un presupuesto que calificaba de “redondo”, ya que atiende las necesidades de Ibi con mucha solvencia, resultado del buen trabajo de gestión realizado. Coincide en la importancia da la industria en Ibi, pero matizaba que el presupuesto debe contemplar otras muchas cuestiones (comercio, deporte, cultura, fiestas, servicios públicos…) para que los servicios se presten adecuadamente.