El Ibense Fran Olivares entre los ocho mejores en el campeonato de España absoluto de Bádminton

Este fin de semana se disputó en Oviedo el campeonato de España absoluto de Bádminton con la presencia del jugador Fran Olivares perteneciente al club Bádminton Ibi, que aun siendo sub-19 se enfrentó y plantó cara a las mejores raquetas nacionales

Empezó el campeonato el viernes frente a Adrián Corrales del Clase Clear de Madrid, cabeza de serie número 4. El jugador ibense realizó un excelente partido cobrando desde el inicio ventaja en el primer set, venciendo por 21/11. Reaccionaba el jugador madrileño en el segundo set doblegando en el mismo a Fran por 21/16. No se lo iba a poner fácil Corrales y en un intenso y largo tercer set de máxima igualdad, Olivares conseguía vencer en un final de infarto por 22/20, pasando a la ronda de octavos de final.

Es esta ronda, ya el sábado, le esperaba el ovetense Álvaro Leal. Con el apoyo de su público y con motivación extra al jugar en su casa, tampoco le iba a poner las cosas fáciles al jugador ibense. Fran, que sabe afrontar y rendir al máximo en este tipo de situaciones, entró muy centrado al encuentro, venciendo en un igualado primer set por 23/21. Con más tranquilidad asumía el segundo set, que conseguía distanciarse desde el principio venciendo por 21/15. De esta manera pasaba a la ronda de cuartos de final.

Se enfrentaría en la misma al gallego Miguel Barbado del Club Athlos. En el primer set, Barbado cobró ventaja desde el principio y pese a los intentos de reacción del jugador ibense, perdía el mismo por 21/11. Fran reaccionó en el segundo consiguiendo mantener igualado el marcador durante todo el set, y en los puntos decisivos conseguía alzarse con la manga por 23/21. En el tercer set, el jugador gallego cobraba ventaja desde el inicio. El jugador ibense reaccionó y se acercó en el marcador, pero esta vez, los puntos decisivos fueron para el jugador gallego, que venció por un ajustado 21/17.

Un gran torneo de Fran Olivares que vuelve a demostrar la calidad que posee y su espíritu de sufrimiento y superación, consiguiendo meterse entre los ocho mejores en un campeonato nacional absoluto.