Representantes del Senado visitan el Valle del Juguete

Representantes de la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Senado han visitado el Valle del Juguete durante una jornada en la que han podido conocer de primera mano la situación del sector del juguete y los principales retos a los que se enfrenta en la actualidad. Además, han visitado las instalaciones productivas de algunas de las jugueteras más representativas de Ibi (INJUSA), Castalla (Muñecas Arias) y Onil (Miniland), así como el Instituto Tecnológico del Juguete donde han podido comprobar las pruebas de seguridad a las que están sometidos los juguetes.
La baja natalidad, el escaso reconocimiento social del valor del juego y la competencia desleal, principales preocupaciones del sector
Los miembros de la comisión Félix Ortega Fernández (grupo parlamentario socialista), Vicente Aroca Sáez (grupo parlamentario popular), María Dolores Etxano Varela (grupo parlamentario vasco), María Esther Merino Portugal (grupo parlamentario popular), Riansares Serrano Morales (grupo parlamentario socialista), a los que se ha unido la senadora de la provincia de Alicante Asunción Sánchez Zaplana (grupo parlamentario popular), han podido conocer de primera mano la situación actual del sector, sus principales retos, al tiempo que se les mostraba el proceso de producción de diferentes tipos de juguetes de preescolar, vehículos, de exterior y muñecas.
Un sector que habiendo recuperado en 2017 las cifras de los años anteriores a la crisis, con crecimientos en el mercado nacional de un 6,1% y 2% en 2016 y 2017 respectivamente, encara la campaña de Navidad con la incertidumbre de quien sabe que se juega el 70% del total de las ventas en pocas semanas.
Aunque 2018 también se muestra favorable con un crecimiento del 5 % acumulado a mayo, según datos de NPD Group, los meses de abril y mayo muestran una
desaceleración del consumo, fruto de las incertidumbres que plantean los cambios en el marcado y el consumidor, con la fuerte penetración de las ventas on-line y las perspectivas de viabilidad futura de algunos retailers. A lo que habría que añadir la preocupante y drástica reducción de natalidad, así como de tiempo de juego de la infancia.
La hiperregulación del sector sumada a la consecuente mayor dificultad de controlar su cumplimiento en el mercado, tiene el efecto perverso de potenciar la competencia desleal. Este ha sido otro de los temas tratados por el sector con los senadores, habida cuenta de las pérdidas que sólo las falsificaciones ocasionan (13% de la facturación y 16% del empleo).
Por su parte, las exportaciones, que se corresponden con el 40% de facturación de las empresas, crecieron un 2,77% y un 13,6% en 2016 y 2017 respectivamente, mientras que en el primer trimestre de 2018 lo hacen en un 7,9 %.