El paro baja en Ibi en 27 personas a lo largo del mes de enero

Según los datos publicados hoy por los servicios públicos de empleo (SERVEF) en nuestra Unión Comarcal Muntanya-Vinalopo-Vega Baja en la zona de la Muntanya el mes de enero finaliza con 10.912 parados registrados, una cifra que supone un aumento de 23 personas. Los datos registrados son negativos, hay que tener en cuenta que el mes de enero es uno de los peores meses del año para el empleo debido a factores estacionales, esencialmente la contrataciones relacionadas en la campaña navideña en la que nos encontramos. Aunque desde UGT no queremos dejar de recordar que el empleo que se crea es precario, frágil y cada vez más desprotegido, se sigue utilizando abusivamente la contratación temporal y a tiempo parcial.
En el mes de enero el desempleo ha bajado en el sector masculino (30 parados menos), por el contrario el sector femenino ha aumentado (53 desempleadas más). El número de mujeres registradas como desempleadas es de 6.842 sigue siendo muy superior al de los hombres 4.070. Con estos datos seguimos observando que la brecha de género en el desempleo se mantiene habiéndose reducido el número de hombres en paro en mayor medida, lo que significa que el desempleo masculino se reduce mucho más rápido que el femenino. Para UGT, la inestabilidad laboral sigue castigando más a las mujeres que a los hombres.

El desempleo ha bajado en el municipio de Ibi con 27 persona menos desempleada. Por el contrario ha habido un aumento considerable del desempleo en las poblaciones de Alcoy con 38 desempleados más y Onil con 26 desempleados más. Estos datos siguen demostrando que el paro es muy estacional en nuestra comarca.

Para UGT estos datos siguen demostrando que la contratación está teñida de temporalidad y parcialidad involuntaria. Las políticas de empleo deben atender a varios puntos: dar prioridad a reforzar la protección por desempleo, mejorando las prestaciones, contributivas y asistenciales. UGT insiste en que se deben ponerse en marcha ya recursos adicionales para la protección de desempleados de larga duración, así como es necesario llevar a cabo medidas de creación de empleo para mejorar la empleabilidad y lograr la inserción permanente de los desempleados, especialmente de los colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo. El inicio del año muestra una tendencia que se repite anualmente: la finalización de la campaña navideña y, como consecuencia, un aumento del paro junto a una reducción de la afiliación a la Seguridad Social. Todos ellos son indicadores del carácter estacional que tiene buena parte del empleo generado en el país.

En definitiva, desde UGT planteamos la necesidad un giro a las políticas económicas y sociales. Más empleo de calidad, combatiendo el paro de larga duración y la precariedad laboral, deben ser objetivos prioritarios de las políticas de empleo. Son factores necesarios para lograr un crecimiento sostenible y una mejora de la competitividad y del bienestar de la población.

UGT considera que con estos datos se confirma el inicio de la recuperación del empleo. Pero sigue insistiendo en que se tomen medidas necesarias para la creación de empleo estable, reduciendo la temporalidad, favorecer la contratación de los colectivos con mayores problemas de acceder al empleo. Además, es imprescindible potenciar las políticas activas de empleo desde el ámbito público, atendiendo con mayor urgencia a las personas con mayores dificultades de acceder a un empleo de calidad, como son las personas con discapacidad, los mayores de 55 años, los jóvenes o las mujeres.

Por todo ello, UGT reclama la restitución de los derechos de los trabajadores con la derogación de la reforma laboral de 2012, que sólo ha conseguido precarizar las condiciones laborales y empobrecer cada vez más a la población de nuestro país.